Ambientalistas dañan sector de plásticos

Ambientalistas dañan sector de plásticos

Milenio

Estiman caída de 30% una vez que entre vigor la Ley de Residuos
Sólidos.

2010-03-25


La producción de bolsas de plástico bajará a 200 mil toneladas como
efecto de la nueva regulación.

La industria del plástico registró entre enero y este mes una baja en
su producción de 10 por ciento debido a una menor demanda de bolsas,
envases, embalajes y empaques como consecuencia de la publicidad
negativa de esos productos contra el medio ambiente.

Guillermo Salas Valdez, presidente de la Asociación Nacional de las
Industrias del Plástico (ANIPAC), alertó que una vez que en agosto
próximo entre en vigor la Ley de Residuos Sólidos en el Distrito
Federal, que obliga a la fabricación y uso de bolsas de polietileno
biodegradables, la caída en la producción puede llegar a 30 por
ciento con la pérdida de 40 mil empleos.

En entrevista con MILENIO, dijo que con esa ley muchas pequeñas y
medianas empresas que no cuentan con recursos para la transformación
de sus procesos tecnológicos tendrán que desaparecer, y seguramente
de una producción anual de 300 mil toneladas de bolsas de plástico
sólo se estarán produciendo unas 200 mil mediante el proceso de
oxodegradación.

El presidente de la ANIPAC destacó que más de 800 empresas
productoras de bolsas y empaques de plástico venden sus productos a
alrededor de cinco mil tiendas de autoservicio y departamentales, que
desde enero pasado han reducido gradualmente sus compras para invitar
a los consumidores a adquirir bolsas de tela.

Salas Valdez calificó la nueva Ley de Residuos Sólidos de "gran
aberración", debido a que el proceso de oxodegradación que se
deberá incluir en las nuevas bolsas, no hará desaparecer el material
plástico sino que sólo lo pulverizará en micropartículas que se
disiparán en el medio ambiente, y que una vez asentadas en el suelo
actuarán como impermeabilizantes afectando las áreas verdes y los
mantos freáticos.

"Lo que se debe hacer, al igual que en países como Alemania,
Inglaterra y Canadá, es reciclar el plástico de desecho para generar
energía u otros productos y evitar que a través de micropartículas
se reintegre al medio ambiente."

Expuso que sin bases firmes se ha satanizado el uso de las bolsas de
plástico, que son de gran utilidad para la vida cotidiana debido a su
gran resistencia y bajo costo. "El problema no es que se fabrique ese
tipo de plásticos que todos utilizamos, sino que se haga una correcta
disposición final para que no contaminen, de ahí la necesidad de
impulsar plantas de reciclaje que le darán un valor agregado al
polietileno y generarán miles de empleos", subrayó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquie contenido agresivo sera removido de tu blog Resiste.