Detienen a presidente de Globovisión

BBC


25 mar 2010 17:38 GMT
Guilermo Zuloaga, presidente de Globovisión. (Foto cortesía de Globovisión)

Las autoridades de Venezuela detuvieron en un aeropuerto en el norte del país al presidente del canal de televisión opositor Globovisión, Guillermo Zuloaga.

Tras ser arrestado fue trasladado en avión a Caracas luego de que la fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz emitiera una orden de arresto.

Ortega Díaz aseguró que Zuloaga "iba a abandonar el país y pensaba sustraerse de una acción penal".

"No tengo ninguna notificación de que yo tuviera ningún problema", había indicado Zuloaga desde el aeropuerto Josefa Camejo, de Paraguaná, en el estado Falcón, donde iba a abordar su avión privado con rumbo a Bonaire junto a familiares.

Lea también: arrestan a líder opositor

La Asamblea Nacional de Venezuela aprobó el martes pasado un acuerdo en rechazo a unas declaraciones que dio Zuloaga ante la Sociedad Interamericana de Prensa sobre la situación del país.

El diputado oficialista Manuel Villalba dijo que el objetivo del acuerdo era "rechazar la campaña de calumnias contra nuestro país y las instituciones de la república" a través del medio opositor.

También ocurre a pocos días del arresto del ex gobernador del estado Zulia, Oswaldo Álvarez Paz, también por emitir declaraciones públicas donde acusaba al gobierno de tener lazos con el narcotráfico.

¿Siguen presiones?

Según la corresponsal de BBC Mundo en Caracas, Yolanda Valery, la presión sobre el canal de noticias parecía haberse reducido después de que Zuloaga y sus socios le pidieron la renuncia a quien fuera su director fundador y motor de la línea editorial crítica de la planta, Alberto Federico Ravell.

Inmediatamente después de esto, los tribunales suspendieron la prohibición de salida del país que pesaba sobre Zuloaga por una investigación relacionada con negocios de venta de vehículos, recordó nuestra corresponsal.

En medios opositores se está hablando ya de lo que ven como el recrudecimiento de las acciones contra portavoces contrarios al gobierno, como una forma de provocar la "autocensura" de cara a las elecciones parlamentarias de septiembre próximo.

Del lado oficialista se trata, simplemente, de frenar lo que consideran "intentos desestabilizadores", contrarios a la Constitución y las leyes, dijo Valery.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquie contenido agresivo sera removido de tu blog Resiste.