Falló el Operativo Conjunto Chihuahua, coinciden diversos sectores sociales

Autoridades de Ciudad Juárez han recibido 978 denuncias contra
militares y policías

Rubén Villalpando
Corresponsal

Periódico La Jornada

Domingo 28 de marzo de 2010, p. 7
Ciudad Juárez, Chih., 27 de marzo. Dos años después de que se
inició el Operativo Conjunto Chihuahua, empresarios, organizaciones de
la sociedad y ciudadanía en general consideran que la estrategia de
desplegar en las calles hasta 10 mil policías y soldados –según
cifra dada a conocer por el gobierno federal– ha fracasado, ya que la
violencia, los secuestros, las extorsiones, los robos de automóviles y
los homicidios –estos últimos ya superan 5 mil– se han
incrementado en lugar de disminuir.
La ahora llamada Operación Coordinada Chihuahua comenzó el 27 de
marzo de 2008 en respuesta a los homicidios de enero de ese año, que
oficialmente se atribuyen a la guerra de los cárteles de Juárez y de
Sinaloa por el control del tráfico de drogas.

De acuerdo con la Subprocuraduría General de Justicia del estado, de
entonces a las 14 horas de este sábado han muerto 5 mil 24 personas.
De ese número, mil 668 ocurrieron en 2008, 2 mil 754 en 2009 y 602 en
lo que va de este año, un promedio de siete homicidios por día.

La presidencia municipal y el gobierno del estado, promotores de la
llegada del Ejército a Ciudad Juárez, cuentan con una oficina de
atención y quejas contra militares y policías federales, que está a
cargo de Javier González Mocken, quien informó que en sólo un año,
del 16 de marzo de 2009 al 26 del presente mes, se han recibido 978
denuncias, de las cuales 81.4 por ciento, correspondientes a 861
expedientes, se han resuelto o aclarado por las partes.
Resaltó que de esa cifra, 630 son contra elementos del Ejército y 348
contra policías federales. Quedan por concluir 117, en las cuales se
involucra a elementos de ambas instituciones.
Manuel Espino, ex dirigente nacional del PAN, propuso 10 puntos para
combatir la inseguridad. Entre ellos destaca replantear el operativo,
disminuir el perfil castrense de las acciones, depurar las policías,
reforzar y profesionalizar la protección de los derechos humanos y dar
confiabilidad a la información de los cuerpos de inteligencia.
Un sentir ciudadano lo expresa Guadalupe Ávila García, tía de dos
jóvenes que murieron en la matanza de Villas de Salvárcar, quien
exige la salida del Ejército, porque todo está peor desde que llegó.
Solamente se dedican a patrullar calles y molestar a los ciudadanos.

El Frente Nacional Contra la Represión y el diputado local del PRD
Víctor Quintana demandan la retirada de los militares, que regresen a
sus cuarteles, por las violaciones a las garantías individuales y
porque no han podido detener la violencia.

Por su parte, el capítulo locaal de la Cámara Nacional de Comercio
exige crear las condiciones adecuadas para rescatar la actividad e
implementar políticas para promover la competitividad.

Hugo Almada Mireles, investigador de la Universidad Autónoma de Ciudad
Juárez, señala que estos son los dos años más terribles en la
historia de la ciudad, y creemos que se necesita un cambio de
estrategia.

Óscar Acosta, presidente de la Barra y Colegio de Abogados de Ciudad
Juárez, apunta que los agentes federales llegaron para contener la
violencia, pero a partir de su arribo se quintuplicaron los
homicidios. La mayoría de la gente que ha sido detenida por el
Ejército fue por posesión de armas o drogas, y es raro ver un asunto
en el que se consigne por otros delitos, como homicidios, secuestros o
robos de vehículos, que son los que están afectando más. Es raro que
presenten pruebas. Por eso la gente sale libre.

El abogado, cuyo gremio ha sufrido más de una docena de homicidios,
aseveró que la forma en que se declaró la guerra, un mano a mano
contra el narcotráfico, no ha tenido éxito. Debió haber sido algo
más inteligente, de mayor ataque a su estructura y economía,
concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquie contenido agresivo sera removido de tu blog Resiste.