Insignificantes

Insignificantes

El pozo de los deseos reprimidos

Álvaro Cueva

Milenio

A la memoria de Mauricio Kleiff.

Ni modo, le voy a tener que escribir de estas cosas porque son parte del menú de la semana pero, por si por mí fuera, ni las mencionaba. Se me hacen absolutamente malas e insignificantes. Tome nota.

Segunda oportunidad

Cuando supe que TV Azteca iba a producir "Segunda oportunidad" me emocioné porque, considerando las tendencias internacionales y la manera como nos vendieron este proyecto, lo menos que supuse era que sus responsables iban a juntar a los ex-académicos de todas las generaciones para hacer una especie de "Glee".

¿Se imagina un festival de coros cantando temas que nos remuevan nuestras fibras más íntimas completamente en vivo y combinándolo con coreografías audaces? ¡Guau!

Desgraciadamente "Segunda oportunidad" no tiene nada que ver ni con tendencias, ni con "Glee" ni con nada de nada. Es un mazacote televisivo sin pies ni cabeza con un mensaje bastante negativo detrás.

Mire, toda la televisión, desde los noticiarios hasta las caricaturas, cuenta algo y para contarlo se apoya en una estructura y en personajes claramente identificables.

"Segunda oportunidad" no cuenta nada con nadie. Es como si alguien gritara: "Que pase el atascadero de cantantes a cantar lo que sea y a bailar lo que se le ocurra".

"Que se pongan el primer nombre que les venga a la mente, que se vean como se les pegue la gana pero que entren, reciban críticas y salgan".

Esto es, para acabar pronto, un fracaso dramático porque si no hay historia, no hay programa y, para acabarla de amolar, no hay manera de ubicar a nadie, ya no se diga a algún equipo.

Da lo mismo si uno, 15 o 30 concursantes ríen, lloran, se quieren o se odian.

Por si esto fuera poco, sí da pena comprobar que ninguno de esos muchachos alcanzó un buen nivel desde que salió de "La academia".

Yo he ido a karaokes donde personas con menos experiencia arman mejores números que esos chavos que se supone que construyeron algo parecido a una carrera. "Segunda oportunidad" los va a perjudicar. Los hace parecer "de segunda".

¿Por qué le digo que atrás de esta emisión se esconde un mensaje negativo? Porque por no invertir en un "casting" estos señores están contradiciendo el origen de esta clase de programas:

Darle la oportunidad de ser alguien a una persona con talento que, por circunstancias ajenas a sus circunstancias, jamás podría llegar a ser famoso.

"Segunda oportunidad" le niega la oportunidad de ser estrellas a las personas más humildes del pueblo de México, no está bien manejado, parece un ejercicio de reciclaje y eso, desde cualquier perspectiva, deprime.

Espacio 2010

Hace mucho tiempo que Espacio dejó de ser noticia.

¿Por qué? Porque a lo mejor al principio sí nos creímos la historia de que era un encuentro universitario de donde iban a salir las críticas que cambiarían a Televisa y que cientos de muchachos iban a encontrar una oportunidad laboral ahí.

Yo no conozco una sola crítica salida de Espacio que haya provocado algo importante en alguna de las enemil aristas de esa televisora.

Los chavos podrán decir, analizar, atacar, y les podrán responder con frases muy elocuentes, honestas o reveladoras, pero al final no pasa nada.

Igual, no conozco un solo productor, una sola estrella, un solo periodista o un solo elemento más o menos de peso en Televisa San Ángel, Televisa Chapultepec o Televisa Santa Fe que haya salido de algún Espacio.

Eso sí, los estudiantes se la pasan de pelos, se pasean, conviven con Yordi Rosado, se emocionan con el elenco de "Guerra de los chistes", ven a dos que tres luminarias entre políticos y elenco de Televisa, y las relaciones públicas van y vienen.

Cada año es lo mismo y cada año hay menos presupuesto. Sintonizar el Canal E (así se llama la señal que Espacio saca cada año en diferentes sistemas de televisión de paga) en estos días ha sido como ver un maratón de "Muévete" pero en la miseria.

La conductora de la conferencia magistral regaña a los asistentes por no haber ido a las funciones de cine, José Luis Arévalo conduce un noticiario que antes conducía Carlos Loret de Mola y a todos se les dice que hagan películas hasta con sus celulares como para que se entretengan. Nadie ofrece nada de verdad.

Brozo va grabado, Chuck y El Waraxe (dos animadores que aparecen intermitentemente a lo largo del día) se la pasan resolviendo imprevistos y de a tiro por viaje nos tenemos que chutar la repetición número 425 de la cápsula de "Imaginantes" sobre Luis Buñuel y Carlos Fuentes.

A lo mejor Espacio nunca cambió nada pero al menos, alguna vez, en sus dos Canales E (porque llegó a haber dos canales) hubo mucho movimiento. Hoy, ni eso.

Y sí, es muy edificante que existan Espacio, Espacio Vanguardia, el Espacio que se hace fuera de México y todas esas cosas, ¿pero como para qué?

¿Hacia dónde va esto? ¿Qué va a pasar ahí?

acueva@milenio.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquie contenido agresivo sera removido de tu blog Resiste.