La colonización en Jerusalén Este afecta relaciones entre Netanyahu y Obama

Yo pienso, los palestinos ya valieron madres, son los apaches del
Medio Oriente, invadidos, desplazados, y olvidados, pero seguiré
defendiendo su causa.
@@@@@@@@

24 de Marzo de 2010, 01:53pm ET
JERUSALÉN, 24 Mar 2010 (AFP) -
Israel adoptó una gran discreción luego de las cruciales entrevistas
de Benjamin Netanyahu y el presidente estadounidense Barack Obama en
Washington, pero no hay duda de que el tema de Jerusalén Este afecta
mucho en las relaciones de ambos aliados.

La oficina del primer ministro israelí se limitó a difundir un
comunicado lacónico, donde dice que hubo una "buena atmósfera" en los
encuentros entre Netanyahu y Obama que se realizaron lejos de los
medios de prensa.

Aunque nada indica que los consejeros de ambos países hayan realizado
avances, "continuarán el miércoles discutiendo las ideas abordadas
durante este encuentro", según el comunicado, que no dio más
precisiones.

Una vez más, el problema de la colonización judía en Jerusalén Este
anexionada perturbó el diálogo israelo-estadounidense, mientras la
administración Obama se esfuerza para relanzar el proceso de paz en
Oriente Medio, bloqueado desde fines de 2008.


Cuando se llevaban a cabo las entrevistas entre Netanyahu y Obama, los
medios de prensa israelíes anunciaron la autorización por parte de la
alcaldía de Jerusalén de la construcción de 20 viviendas en el lugar
donde hay un hotel palestino, en el sector oriental anexionado por
Israel en 1967.

Este proyecto inmobiliario fue lanzado por un magnate judío
estadounidense, Irving Moskowitz, que financia varias organizaciones
ultranacionalistas con el objetivo de propiciar la instalación de
israelíes en los barrios árabes de la Ciudad Santa.

El movimiento anticolonización La Paz Ahora acusó de inmediato a la
municipalidad de Jerusalén de "sabotear las posibilidades de llegar a
un acuerdo con los palestinos".

"De hecho, Benjamin Netanyahu no logra controlar la municipalidad y la
colonización continúa", deploró Hagit Ofran, un dirigente de La Paz
Ahora.

Fue el anuncio de la construcción de 1.600 habitaciones suplementarias
en el barrio judío de Ramat Schlomo en Jerusalén Este, en plena
visita del vicepresidente estadounidense Joe Biden a Israel, lo que
originó el enfriamiento diplomático entre Israel y Washington.

Pese a las garantías repetidas de los dirigentes israelíes, la
molestia en las relaciones bilaterales no se ha disipado.

Israel considera a toda la Ciudad Santa como su capital "indivisible y
eterna", mientras que los palestinos quieren establecer la capital de
su futuro Estado en Jerusalén Este.

La comunidad internacional no reconoce la anexión por parte de Israel
de la parte oriental de Jerusalén conquistada durante la Guerra de los
Seis Días (junio de 1967).

"Jerusalén no es una colonia. Es nuestra capital", reiteró el lunes
el jefe de gobierno israelí ante la AIPAC, principal grupo de
influencia estadounidense proisraelí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquie contenido agresivo sera removido de tu blog Resiste.