Los mosquitos serán “vacunas voladoras”

Redacción/EFE | 25 de Marzo, 2010
sdpnoticias.com

Con el uso de la ingeniería genetica podrían convertir a los insectos
en el vehículo para inmunizar a los humanos contra enfermedades como
la malaria.


Los mosquitos portadores de la malaria y otras enfermedades podrían
ser convertidos en una "vacuna voladora" mediante la ingeniería
genética, reveló un estudio divulgado por la revista Insect Molecular
Biology.

Eso proporcionaría un nuevo frente estratégico para el control
biológico de algunas enfermedades, entre ellas la malaria contra la
cual no existe una inmunización efectiva, señaló el estudio
realizado por científicos de la Universidad Médica Jichi, de Japón.

Según el científico Shigeto Yoshida, autor principal del estudio, el
objetivo para la creación de la vacuna voladora es la glándula
salival de los mosquitos Anopheles stephensi, principales vectores de
la malaria.

Los artrópodos chupa sangre, incluyendo mosquitos, moscas de la arena
y las garrapatas, transmiten numerosos agentes infecciosos. Eso
incluye la malaria, que causa la muerte cada año a entre uno y dos
millones de personas, la mayoría niños africanos.

"La falta de una vacuna efectiva significa que el control del vector
se ha convertido en un objetivo crucial en el combate contra la
enfermedad", dijo Yoshida.

La idea de convertir al mosquito vector en una vacuna contra las
enfermedades se había planteado antes, pero nunca llegó a
desarrollarse como hasta ahora, indica el estudio.

Yoshida explicó que con el novedoso procedimiento se induce una
reacción inmunológica después de la picadura del mosquito "como si
fuera una vacuna convencional, pero sin dolor ni costo".

El científico agregó que "más aún, la exposición permanente a
las picaduras aumentará los altos niveles de protección
inmunológica. De esta forma, el insecto en vez de ser una plaga es
beneficioso", añadió.

Sin embargo, el estudio advirtió de que aun cuando la teoría de la
"vacuna voladora" pudiera ser una realidad existen otros problemas
éticos que deben resolverse.

El método natural y no descontrolado de esta vacuna, sin que se
explique la dosis ni haya consentimiento, además de la aceptación
pública, constituyen barreras para este método de control de
enfermedades, indicó.

No obstante, Yoshida agregó: "en este estudio hemos demostrado por
primera vez que el concepto original de la vacuna voladora es algo que
se puede concretar".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquie contenido agresivo sera removido de tu blog Resiste.