Astillero

Santos óleos
Norberto mimético
Santa Anna petrolero
Sustracción transfronteriza
Julio Hernández López
La Jornada

ESTRATEGIA OFICIAL. Javier Lozano Alarcón ofreció este jueves una
conferencia de prensa en la que habló sobre las acciones que
realizará la secretaría a su cargo para lograr la aprobación de la
reforma a la Ley del Trabajo


En un acto de mimetismo similar al que practican los políticos sin
sotana respecto a órdenes, modas o coartadas de sus superiores, el
gerente de la franquicia vaticana en México, Norberto Rivera,
pretendió ayer asumirse como marcial persecutor (bueno, marcial no:
por razones que forman abusiva legión es de pensarse que el cardenal
en jefe preferiría usar otro adjetivo: intrépido, por ejemplo)...
como intrépido persecutor de desviaciones sexuales y otros actos
abominables que pudiera cometer la plantilla nacional de sacerdotes
bajo sospecha de buscar desahogos discretos, pero con frecuencia
envilecidos y delictivos, para su sexualidad institucionalmente
reprimida a causa de un celibato cada vez más judicialmente en
entredicho.

Con la misma cara dura que Benedicto XVI utiliza para impulsar ajustes
de cuentas con el historial de protección a pederastas de diversos
rangos y órdenes que practicó su antecesor, Juan Pablo II, como si
él mismo no hubiera sido cómplice cuando se apellidaba Ratzinger,
ahora el adaptable cardenal primado de la sucursal católica mexicana
se ha pretendido mostrar como antiguo y enérgico fiscal de asuntos
internos de la Procuraduría General de lo Religioso: Una vez más
advierto a ustedes, mis sacerdotes, que si alguno comete abominables
actos ni un servidor ni la arquidiócesis de México defenderá o
tolerará al delincuente, antes bien promoverá que la autoridad civil
actúe con todo el rigor de la ley y pague en consecuencia por sus
crímenes. No gozamos ni debemos gozar de ningún fuero.
Más que de hierro, Rivera sería un fiscal de yerro, pues tanto él
como la elite mexicana del catolicismo han defendido y ocultado a
curas acusados de abusos sexuales e incluso los han reinsertado al
circuito de garantizadas depredaciones posteriores al enviarlos a
demarcaciones lejanas a los lugares donde se documentaron las acciones
delictivas de esos presuntos servidores del Papa. El propio Rivera ha
sido largamente acusado de proteger a Nicolás Aguilar Rivera, un
sacerdote cuyo expediente ilustra con claridad el acostumbrado
itinerario de protección episcopal a esos agresores sexuales:
descalificación y difamación de los acusadores, defensa cerrada y
sobrenatural del acusado, sustracción geográfica del involucrado y
envío a nuevas misiones donde invariablemente se repetiría la
conducta enferma. Norberto Rivera ha puesto en juego todo el peso de
las relaciones con los poderes terrenos, que con habilidad mundana
cultiva, para que quienes lo han puesto bajo la lupa judicial sean
desoídos, desestimados e incluso hostigados (Fox usó mecanismos
migratorios para expulsar del país a abogados defensores de
sobrevivientes de abusos clericales) y ha conseguido que por razones
procesales –no sustanciales, sino formales– las acusaciones en su
contra, hechas en tribunales estadunidenses, hayan sido frenadas y
desatendidas.

En ese contexto, las palabras riverinas, pronunciadas en el Día del
Sacerdocio y al bendecir los santos óleos, resultan mendaces,
provocativas y desmemoriadas. Tal vez, en realidad, tanto cinismo e
impunidad están llevando a la milenaria institución a buscar para sí
la unción de los enfermos, pero en lugar de actuar con madurez,
reconociendo errores y planteando opciones viables de corrección, los
cardenales Norbertos, Onésimos y Sandovales pretenden seguir dando
santos atoles con el dedo declarativo. Ah men...
Astillas
Amenazada militarmente en la frontera, desestabilizada socialmente (y
no sólo por el narco), inviable en lo político y colocada en
precariedad económica, la administración calderónica intervenida
cede a los proyectos de sustracción petrolera transfronteriza que la
Casa Blanca y el Pentágono le han impuesto. La nueva pérdida de
territorio no se da en la superficie sino en las profundidades, en las
zonas imprecisas de las aguas profundas y las líneas formalmente
divisorias pero inservibles ante tecnologías avanzadas de piratería
energética. El fantasma subterráneo de un Santa Anna petrolero genera
adhesiones colonizadas en Los Pinos y en secretarías de sumisión,
como la de Energía, y apetitos comerciales desbocados en el ámbito
felipense siempre dispuesto a los buenos negocios fundados en el
tráfico de influencias y el uso de información privilegiada (el
consagrado estilo Mouriño). Anima a los vendedores más grandes de
México la desesperanza colectiva que, combinada con el miedo
intencionalmente impuesto a la sociedad, pareciera dar poca viabilidad
a acciones de resistencia a los atracos que el entreguismo pinolero ha
acordado en secreto con el poder estadunidense. Difamado y dividido el
movimiento social de izquierda, sistemáticamente las- timada la imagen
del principal dirigente, Andrés Manuel López Obrador, y convertido en
delito el disentir y criticar, el México militarizado de Calderón es
el escenario ideal para las transacciones estratégicas que el vecino
reclama. Es de notarse que ya ni siquiera hay pudor o engaño
políticos: Calderón y sus promotores de ventas abiertamente hablan de
planes conjuntos con Estados Unidos e insisten en la necesidad de
asociaciones mercantiles en materia de esos recursos. La segunda venta
histórica de México está en curso... Para los negociantes yucatecos
(los que gobiernan y los que venden terrenos sobrevaluados) resulta
inoportuna la caída de estructuras del escenario que en Chichén Itzá
será usado por Elton John. Sin embargo, como en la vieja máxima del
espectáculo que ha de sobreponerse a incidentes: el bisnes debe
continuar... La pausa vacacional le dará un respiro a la atribulada
procuraduría de justicia del estado de México en el caso de la niña
Paulette. Las pifias continúan, las especulaciones se multiplican y
las autoridades siguen dando muestra de ineficacia olímpica... Y,
mien- tras la cancillería mexicana responde con rollo inocuo a la
colocación de Guardia Nacional en un tramo de la frontera
estadunidense, ¡santo fin de semana!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquie contenido agresivo sera removido de tu blog Resiste.