Fanatismo religioso

Moscú. Dzhennet Abdurakhmanova, viuda de sólo 17 años, es una de las dos presuntas kamikazes del atentado en el metro de Moscú que dejó 40 muertos. La joven habría sido convencida por ideólogos islámicos de sacrificarse para vengar a su marido, abatido por la policía en 2009 cuando preparaba un ataque contra el presidente checheno. Reuters


La Jornada

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquie contenido agresivo sera removido de tu blog Resiste.