Gobierno Legítimo

México, Distrito Federal
Martes 30 de marzo de 2010

* México líder en préstamos de Banco Mundial, sostiene

*1,240 millones de dólares para el Seguro Popular, informa

* 480 millones para prevenir Influenza A/H1N1, precisa

* Información oculta o tergiversada, asegura la secretaria de Salud
del Gobierno Legítimo

* Se revela el camino de la privatización, denuncia


A finales de febrero de 2010 la deuda acumulada de México con el Banco
Mundial era de 46,477 millones de dólares lo que nos ubicó como el
primer deudor de este organismo en el mundo, informó Asa Cristina
Laurell, secretaria de Salud del Gobierno Legítimo de México.

Este endeudamiento corresponde aproximadamente al monto de los
impuestos que dejan de pagar las grandes corporaciones mexicanas en un
año. O sea se endeuda a la nación para proteger sus privilegios y
ganancias extraordinarias, denunció.

Recordó que el pasado 23 de marzo el Banco Mundial autorizó un
préstamo por 1,250 millones de dólares al Seguro Popular, de los
cuales 1,240 millones se usarán para financiar parte de las
transferencias federales a los estados, o sea, corresponde a recursos
comprometidos en el presupuesto de egresos 2010. Otros 10 millones se
dedicarán al pago de asistencia técnica, o sea, a la casta de
asesores y consultores internacionales, detalló.

Mencionó que los documentos de este proyecto-préstamo, disponibles en
la página web del BM-México, contienen información tergiversada o
poco conocida en México.

Entre la información falseada –especificó-- se encuentra una
afirmación sobre el "comprobado" incremento en el acceso a los
servicios por los asegurados. Este señalamiento ha sido desmentido por
el resultado final de la evaluación realizada por la Universidad de
Harvard encabezado por Gary King y publicada en la revista Lancet en
abril de 2009. Los datos del propio Seguro Popular también demuestran
la falsedad de esta afirmación ya que sus beneficiarios reciben mucho
menos servicios que los beneficiarios el IMSS, añadió.

Destacó que otra enunciación sistemática es que el Seguro Popular es
un programa de combate a la pobreza lo que contrasta con la manera de
presentarlo México. Aquí es un programa para todos los que no tienen
seguridad social y el mecanismo para lograr la cobertura universal de
salud. Esta ambigüedad debería ser aclarada porque los cambios en el
programa durante los últimos tres años, efectivamente, lo han
acercado a un programa con todas las características de programa
neoliberal para los pobres.

Se asegura además –continuó-- que es un programa con enfoque de
género porque el 80 por ciento (8.4 millones) de las familias
afiliadas están encabezada por mujeres. Este dato es una franca
mentira porque rebasa en dos millones el total de familias con
jefatura femenina en el país.

Luego planteó: ¿Quién propicia la falsificación de la información?
¿los funcionarios del gobierno mexicano o los del BM? Sea como fuera,
tarde o temprano se quedarán de manifiesto las mentiras del gobierno
tal como ocurrió en el caso de Grecia, aseguró.

Respecto a la información oculta, dijo que hay varios ejemplos
importantes. El primero es se explica que a través del Seguro Popular
se sustituirá el presupuesto fijo por dinero de las por primas.

Esto significa, explicó, que las secretarías de salud estatales sólo
recibirán dinero en función del número de afiliados al Seguro
Popular. Si a ello se añade que parte de la asistencia técnica está
dirigida a capacitar a los administradores del Seguro Popular para
"comprar servicios" resulta claro el camino hacia la
privatización. En este proceso se pondrá a competir al sector
público con el privado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquie contenido agresivo sera removido de tu blog Resiste.