Pemex pospone plan de reducción de gastos

Pemex pospone plan de reducción de gastos

El Economista
12 Abril, 2010 - apineda
El monopolio petrolero estatal mexicano Pemex pospuso hasta mayo un
programa de reducción de costos en busca de revertir pérdidas
financieras que afectaron su patrimonio el año pasado, de acuerdo con
documentos divulgados por la compañía.

Las minutas de la reunión del consejo de administración de la
compañía el pasado 25 de febrero muestran que se acordó extender
hasta mayo el tiempo para que directivos presenten un plan de corto
plazo con acciones concretas para resolver la situación financiera de
la empresa.

Originalmente, el consejo había solicitado un plan de reducción de
costos para finales de marzo en su reunión de diciembre.

Pemex no respondió a solicitudes de comentarios.

La compañía reportó un pérdida de 94,700 millones de pesos (7,230
millones de dólares) en el 2009, dejándola con un patrimonio negativo
de 73,600 millones de pesos por pérdidas por la venta de combustibles
en el mercado local, elevados impuestos y una excesiva fuerza laboral.

Hasta ahora, los tenedores de deuda de Pemex han sido optimistas sobre
su situación financiera porque se considera ampliamente que la
compañía está respaldada implícitamente por el Gobierno mexicano.


Fuera de las manos

El presidente mexicano, Felipe Calderón, ha prometido mejorar la
eficiencia de las empresas estatales y el año pasado cerró una
atribulada compañía de electricidad en la capital del país.

Sin embargo, enderezar las finanzas de Pemex será una tarea más
difícil debido al limitado margen de maniobra que tiene la compañía
en cuanto a su gasto.

Pemex no tiene control sobre las tasas impositivas que tiene que pagar
y a menudo es obligada a vender con pérdidas sus productos de
petróleo en el mercado doméstico pese a que tiene que importar más
de un 40% de la demanda mexicana de gasolina.

Pemex también está atada por contrato a su fuerza laboral, en su
mayoría sindicalizada, lo que le dificulta recortar a trabajadores de
sobra.

La compañía tiene varios miles de trabajadores que aún cobran sus
cheques de nómina a pesar de que las instalaciones petroquímicas
donde laboraban cerraron hace años y las reglas de contratación hacen
prohibitivamente caro mover trabajadores a otros puestos dentro de la
compañía.

Pemex tenía 143,743 trabajadores al cierre del año pasado, 2,277 más
que en el 2008.

Pemex estimó en su reporte anual del 2008 presentado a la Comisión de
Valores de Estados Unidos que sus pasivos relacionados con la
jubilación de trabajadores totalizaron 36,600 millones de dólares, un
monto igual a su deuda de largo plazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquie contenido agresivo sera removido de tu blog Resiste.