Reportes desde distintos frentes de guerra

La Jornada

Se registraron 31 decesos más relacionados con el crimen organizado en
varios estados

Enfrentamiento entre el cártel del Golfo y Zetas deja siete muertos en
table dance de Tampico

Dos de las víctimas eran bailarinas; la balacera obligó al desalojo
de 18 mil personas de una feria

Julio César Ramírez, Rubén Villalpando, Javier Valdez, David
Carrizales, Misael Habana y Ernesto Martínez, corresponsales

Periódico La Jornada
Domingo 4 de abril de 2010, p. 7
En las recientes 24 horas, por lo menos 38 personas murieron en varias
entidades durante acciones imputadas a la delincuencia organizada.
Sólo en Tamaulipas ocurrieron 10 decesos.
En Tampico, cinco hombres y dos mujeres murieron la noche del viernes
durante un enfrentamiento que sostuvieron presuntos gatilleros del
cártel del Golfo y sus ex aliados Zetas en el centro nocturno El
Mirage, ubicado en la avenida Ejército Mexicano y Ayuntamiento, de la
zona conurbada de la ciudad tamaulipeca.

Testigos afirmaron que las dos mujeres muertas eran bailarinas. El
Centro de Información Oportuna del gobierno estatal confirmó la cifra
de fallecidos.
Durante una hora, los pistoleros intercambiaron fuego y arrojaron
granadas dentro del table dance de la ciudad portuaria. Luego dio
inicio una serie de persecuciones, y el tableteo de metralletas duró
hasta la madrugada del sábado.

La alarma se generalizó. Los cuerpos de seguridad se movilizaron, y
casi 18 mil asistentes a la Feria de Tampico fueron desalojados. La
cantante grupera Jenny Rivera suspendió su presentación cuando los
sicarios continuaron la refriega dentro del palenque donde la esperaba
el público.
El temor que provocaron las balaceras hizo cerrar 80 por ciento de los
centros nocturnos.
Otras dos personas perecieron en el municipio de Madero durante
enfrentamientos de grupos armados que iniciaron la tarde del viernes
en la colonia Unidad Nacional y terminaron la madrugada del sábado
sobre la carretera Tampico-Ciudad Valles, en el poblado El Moralillo,
del estado de Veracruz.
En la cabecera municipal de Reynosa –separada por el río Bravo del
texano condado de Hidalgo, Estados Unidos– la octava Zona Militar
reportó que elementos patrullaban la colonia Nuevo Amanecer cuando
fueron baleados y al responder la agresión dieron muerte a uno de los
atacantes.
Caen dos policías en Coahuila
En la Comarca Lagunera de Coahuila y Durango hubo cinco asesinatos.
Wilder Alejandro Mota y Osvaldo Samaniego, policías coahuilenses de 29
y 28 años de edad, respectivamente, comían en una fonda de la
carretera a Mieleras, al sur de Torreón, cuando un grupo armado
irrumpió en el establecimiento y obligó a los presentes a tirarse al
piso.

Los atacantes encapuchados desarmaron a los policías y los subieron a
un vehículo, Más tarde se encontraron los cadáveres de ambos
agentes, separados por varios metros, sobre el kilómetro 8.5 de la
carretera.
En Chihuahua se perpetraron al menos 13 ejecuciones: cinco en Ciudad
Juárez, incluidos dos adolescentes que fueron atacados en la colonia
Periodista, y los demás en otros municipios, entre ellos Guerrero,
donde aparecieron tres cadáveres con el tiro de gracia en una
narcofosa. En la capital, otra de las víctimas fue colgada en un
puente de la avenida Los Nogales.
Otros dos asesinatos ocurrieron en Nuevo León (uno en la cárcel de
Cadereyta), y tres en Sinaloa, entre ellos el de Armando Vázquez
Cervantes, de 34 años, quien fue baleado en la comunidad Villa
Juárez, municipio de Navolato, por presuntos sicarios. Al huir en un
automóvil, éstos sufrieron un accidente; sin embargo, no fueron
detenidos.
En Michoacán hubo dos ejecuciones. Uno de los occisos se llamaba
Leandro Vázquez Rubio, quien circulaba por calles de Apatzingán en
una camioneta con placas de California, Estados Unidos, cuando fue
baleado.
En Guerrero fueron encontrados los cadáveres baleados de tres hombres
a 15 metros de la carretera San Marcos-Cruz Grande, entre las
comunidades San José y La Caridad, municipio de Florencio Villarreal.
Por otra parte, policías estadunidenses del condado de Webb, Texas,
confiscaron un millón de dólares ocultos en un vehículo cuyo
conductor, originario de Nuevo Laredo, pretendía introducir a México,
reportó la agencia Notimex.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquie contenido agresivo sera removido de tu blog Resiste.