En estos momentos están desalojando con violencia y a punta de pistola, la Plaza Cívica de Chilpancingo Guerrero.



El día de hoy, personal del ayuntamiento acudió al Módulo de Información, Cultura y Denuncia que tenemos ubicado en la Plaza Cívica de Chilpancingo, a entregarnos un documento plagado de argumentos y términos legales, en donde nos emplaza a “presentar” en un lapso de tres días, el permiso de venta de materiales o en su caso a desalojar el espacio. Obviamente que esto fue acompañado de un desplante de prepotencia e intimidación que debió enfrentar nuestros compañeros del grupo TADECO.

Como ustedes saben, este lugar lo hemos ocupado para mantener la denuncia de la desaparición forzada y asesinatos extrajudiciales de ciudadanos y dirigentes sociales que reclama el Comité de Familiares y Amigos de Secuestrados, Desaparecidos y Asesinados en Guerrero y como una forma de acopiar recursos para esta lucha, estamos promoviendo información crítica y cultura alternativa en materiales de audio, videos e impresos, además de productos elaborados por nuestros presos políticos, entre otras cosas. Este espacio también ha estado al servicio de los movimientos populares y se ha convertido ya en un lugar de encuentros, coordinación y denuncia de compañeros de comunidades, colectivos y organizaciones prácticamente de toda la entidad.

En principio no estamos dispuestos a ceder este espacio por lo que ya representa no solo para nosotros como Tadeco y para el Comité de Familiares y a pesar de la campaña que ha emprendido el ayuntamiento de Chilpancingo para descalificarnos y justificar un el desalojo, nos mantendremos hasta donde nos sea posible pues nos asisten los derechos de expresión y manifestación, entre otros. Esta no es la primera vez que nos desalojan, incluso en el 2008 nos desalojaron en tres ocasiones y con el apoyo de compañeros y organizaciones nos reinstalamos. En aquella ocasión recabamos mas de tres mil firmas de apoyo que tenemos en reserva para demostrar el respaldo con que contamos en el seno del pueblo.


¡LUCHAMOS POR LA NO A LA PRIVATIZACION DE LA PLAZA CIVICA DEL PRIMER CONGRESO DE ANAHUAC!

Nuestra Plaza Cívica Primer Congreso de Anáhuac ha sido siempre un espacio público y del pueblo. El zócalo de Chilpancingo ha sido el lugar de convivencia por excelencia, donde los sábados y domingos, días festivos y hasta entre semana, los chilpancinguenses pasean, conviven y se divierten; donde las parejas se relacionan y los niños y ancianos se recrean.

La Plaza Cívica, nuestra Plaza, es el espacio también de trabajo para un conjunto de personas que víctimas del desempleo, la marginación y la pobreza, encuentran la posibilidad de obtener algunos ingresos a través de un trabajo digno y honesto, ofertando golosinas, juguetes, artesanías y otros artículos tradicionales de consumo popular a bajo costo, que además dan vida, color, alegría y calor humano a la plaza.
Pero también la Plaza Cívica, el centro pues, es lugar de comunicación, un lugar de relación y de encuentro, donde la población se socializa, informa y expresa cívica y colectivamente. Aquí se consiguen los periódicos y se comparte información, se convive durante y después de la misa y mientras se “bolean” los zapatos; se hacen las filas en los bancos para cobrar las ansiadas quincenas, se realizan los encuentros fortuitos pero siempre esperados con conocidos y seres queridos.
Se citan los amigos para tomar café, las parejas para enamorar, los amigos para salir juntos a cualquier lado. Ahí se reúnen los abuelitos y los jóvenes de todas la escuelas, tendencias y tribus urbanas. Pero además ahí se encuentra la gente que viene de todos los lugares de nuestro estado, es el paso obligado de turistas nacionales y extranjeros. Es un espacio público donde se guardan muchos símbolos del pasado, del presente y del ansiado futuro mejor.
El centro de Chilpancingo es un centro histórico no porque el presidente municipal y su cabildo, con la bendición de quien sabe que tantas mas autoridades neoliberales y marcas comerciales como Coca Cola, Oxxo y McDonals lo hayan declarado, Es un centro histórico porque lo que en un momento fue la ciudad toda, posteriormente el pueblo lo fue transformando dia a dia y ladrillo a ladrillo en su centro histórico. Se trata de un espacio público que es reconocido no a partir de sus partes aisladas: el ayuntamiento, la Iglesia de la Asunción sede del Congreso de Anáhuac, el kiosko, el Museo Regional, el ahora mal llamado palacio de la cultura, sino por todo, contando sus casas de antes y las de ahora, sus calles, sus comercios y sus vecinos. Es un espacio de todos los que están ahí y los que llegan de todos los allas. Esta condición le otorga identidad colectiva a la población que vive en el centro y más allá del centro, en los barrios, colonias y comunidades. Esto significa que su condición pública transciende el tiempo y el espacio gubernamental y empresarial, produciendo un legado transgeneracional y transterritorial del pueblo de Chilpancingo.
También la Plaza Cívica Primer Congreso de Anáhuac es un espacio de reclamo, de protesta, de lucha social y popular, a donde llegan indígenas, estudiantes, mujeres, campesinos y trabajadores de toda la entidad desde territorios distantes y lugares donde habitan, con el fin de que sus reivindicaciones trasciendan hacia los niveles estatal, nacional e internacional y sean resueltas. Su condición es la de un espacio simbiótico donde cobra sentido el mítin, la manifestación, el grito de independencia y los desfiles en mayo, septiembre y noviembre; donde se hace la colecta, la huelga de hambre y opera el módulo de información y denuncia. Se trata de un espacio público especial que no existe en otro lugar de la ciudad, que tenga un orden público y una presencia popular tan definido y desarrollado.
Sin embargo en estos tiempos de neoliberalismo, la privatización de la gestión pública federal, estatal y municipal, ha llegado también a nuestro centro histórico real (no el formal decretado por el ayuntamiento) para tomar partido en el espacio público más grande e importante de nuestra ciudad a favor del gran capital y de las empresas transnacionales. Con la llegada del sector empresarial privado nacional e internacional con sus Oxxos, McDonals, Liverpoles y demás, hay una tendencia de cambio. La Plaza Cívica comienza a ser víctima del abandono de lo cívico y de la pérdida de su condición de espacio público y popular . Ya se observa la concentración de la propiedad, la penetración de capitales transnacionales en perjuicio del pequeño capital local y la reducción del compromiso de la población con la zona; es decir, de erosión del sentido de la ciudadanía.
Con la llegada de los Oxxos y MacDonals, de las concesiones de la vía pública a cafeterías y torterías, ya empezaron a estorbar, a “oler mal” a dar “mala imagen” los globeros, los boleros, las y los chicharroneros, las “señoras de las gorditas”, de los elotes y esquites, de los dulces y palomitas. Los jóvenes son vistos y tratados como delincuentes y sus expresiones culturales como el hip hop, el ska, el punk y las prácticas como el baile y la patineta, son dispersadas, perseguidas y hasta reprimidas con golpes y barandilla. Los artesanos ya dejaron de ser “curiositos” y la denuncia y protesta social, molesta y enoja a los “reyecitos” de los palacios municipal y estatal.
El Centro Histórico que quieren imponernos ahora los flamantes gobernantes que antes mendigaban nuestro voto y ahora quieren excluirnos de nuestra Plaza Cívica, es el espacio privado que necesitan para sus negocios, para rentarlo a las empresas comerciales y de espectáculos light, desde donde nos obliguen a comprarle a los Oxxos y los negocios que vendrán y donde ya no encontraremos nuestros antojitos y dulces tradicionales, salvo en los actos políticos donde nos los ofrezcan para comprar nuestras conciencias, como en sus actos de campaña, informes de gobierno y fiestas patrioteras.
La presencia del tema de las privatizaciones plantea ahora en nuestra ciudad, la discusión entre lo público y lo privado dentro del centro histórico ahora amenazado por el proceso de privatización como dogma ideológico de la política gubernamental.
Llamamos a todos los ciudadanos de Chilpancingo y de toda la entidad a defender nuestros espacios públicos, a evitar que nos excluyan de nuestra propia casa, que nos impongan decisiones fascistas, racistas, segregacionistas y discriminatorias, a reivindicar nuestro derecho a la ciudad dentro de los principios de sustentabilidad y justicia social y el respeto a las diferentes culturas urbanas.
¡PORQUE CHILPANCINGO TIENE HISTORIA Y ES DEL PUEBLO!
¡POR UN CENTRO HISTORICO DEL PUEBLO Y PARA EL PUEBLO!
¡NO A LA PRIVATIZACION NI COMERCIALIZACION DE LOS ESPACIOS PUBLICOS!
¡POR UNA PLAZA CIVICA COMO ESPACIO DE CONVICENCIA POPULAR!
¡ARTESANIA, CULTURA Y GASTRONOMIA POPULAR SI, CHATARRA TRASNACIONAL NO!
¡¡GORDITAS, CHICHARRONES Y GOLOSINAS POPULARES SI, McDONALS NO!
¡AGUAS FRESCAS, CHAMOYADAS Y RASPADOS SI, OXXOS NO!
FUERA OXXOS Y McDONALS!
¡DEFENDAMOS NUESTRO CENTRO HISTORICO Y LA PLAZA CIVICA PRIMER CONGRESO DE ANAHUAC!
¡SI MORELOS Y SALGADO VIVIERAN,CON NOSOTROS ESTUVIERAN!
¡UNETE A LA CAMPAÑA DE FIRMAS Y AL MOVIMIENTO POR LA DEFENSA DE NUESTRA IDENTIDAD CULTURAL: EL ZOCALO DE CHILPANCINGO

Saludos fraternos
El equipo del TADECO.

PUBLICADO POR: TONÁTIUH MALDONADO



Más y mejor información solo en Resiste

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquie contenido agresivo sera removido de tu blog Resiste.