¡Arrasen Michoacán!



¡Arrasen Michoacán! *


*(Este artículo fue publicado en febrero del 2004, más de siete años antes de la valiente defensa de los pobladores de Cherán, Mich. y de la valiente comparecencia de Salvador Campanur Sánchez ante Felipe Calderón denunciando la complicidad del gobierno en la tala criminal de los bosques, el día de ayer en el Castillo de Chapultepec. Junio 23 2011)


¡Arrasen Michoacán!

Qué gran verdad la del cantilenista que escribió:

“Palomas mensajeras, deténganse en su vuelo,
si van al paraíso, sobre él volando están”
Febrero 2004

Desde hace más de cincuenta años no han dejado un solo día de bajar camiones a la ciudad de México por la carretera de Toluca, cargados con troncos de la criminal tala de los bosques michoacanos. ¡Venga a verlos cuando quiera! Párese en cualquier punto de esta carretera y no tardará en ver aparecer, bufando el motor por el peso de la madera, uno de estos camiones. Allí, cerca, podrá localizar la “caseta forestal” esperando su cuota, traiga o no documentación o esté vencida o vigente.

Hace escasos dos días, en un noticiero conducido por el periodista Pablo Latapí, me tocó ver un valiente y temerario reportaje a cargo del reportero Ulises Grajales en lo que queda de los bosques michoacanos. ¡Más claro, ni el agua!, reza el dicho. La evidencia está en la grabación de lo que declararon los que diariamente atestiguan esta salvaje y despiadada destrucción del Estado de Michoacán que ha sido y sigue siendo arrasado por los taladores, con la connivencia de todas las autoridades.

Los videos son en sí, elocuentes y si tuviéramos un mínimo de autoridades honradas, ya debían estar solicitando copias de esos videos en la empresa de televisión que los obtuvo, para abrir una investigación.

No obstante lo valioso del reportaje, la denuncia de quienes llevan posiblemente cien años, impunes, no es nueva.

Durante la grabación del reportaje se menciona, ¡Sólo escuche! : Policías judiciales (del estado), militares, agentes de la PGR, policía federal de caminos, policía forestal y nosotros agregaríamos Semarnap, Agricultura, etc., etc. o sea, ¡Todas las autoridades coludidas! ¿Quién queda? o coloquialmente: ¿Quién va a cerrar la puerta? ¡Imagínese la nómina! La cantidad de árboles que tienen que derribar para poder saciar a toda esta numerosa y deshonesta caterva de vividores. Eso, apreciados lectores, es lo que se llama “delincuencia organizada” o “crimen organizado” que en la tierra de Tariácuri, abarca al cien por ciento y si abarca el cien por ciento, ¿Quién investiga?

¿Cree usted posible que el Comandante de la Zona Militar en Michoacán no esté enterado? ¿Qué no esté enterado Lázaro Cárdenas? (el gobernador) ¿Y el Procurador General de la República? ¿Y el Secretario Usabiaga? ¿Y el Titular de Semarnap? ¿Y Seguridad Nacional? ¿Y Gobernación? ¿Y el Presidente? ¿Y yo porqué?, dirán todos, ya que así se estila en este sexenio.

¡Qué estómago tienen! Comer con el dinero que les dan a cambio de permitir el arrasamiento del Estado de la República Mexicana que fue, antes de la llegada de las malditas sierras motorizadas, de los malditos rapa montes y de las autoridades venales, más bello que el mismo Paraíso Terrenal.

Dzunum.
Imagínese en estos siete años cuántos páramos más para Michoacán y cuántas fortunas más para los hijos de perra coludidos en este irreparable ecocidio del paraíso michoacano.





















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquie contenido agresivo sera removido de tu blog Resiste.