Si Salomón viviera


Si Salomón viviera.
           (Marzo 2012)

Florence Cassez, ciudadana francesa incorporada a una banda de asquerosos y cobardes secuestradores mexicanos (ya bien guardados -eso esperamos- en “el bote”), se debate ahora entre vivir en la ignominia, vergüenza (si la tiene) y marcada como criminal por el resto de su existencia pero “libre” o el encierro de por vida en un reclusorio de este país cuyas autoridades judiciales y policíacas en el extremo de la idiotez, la ociosidad y la payasada, convierten en actores de ridículas pantomimas a los criminales, en asociación con una empresa televisiva que lucra en grande con la divulgación de una programación en su mayoría estupidizante y nociva, habiendo sido la propia Florence protagonista en esa “escenificación” de la detención de la banda asesina a la que ella pertenece, “escenificación” con la que engañaron a los televidentes haciéndoles creer que en ese preciso momento de la proyección, se estaba llevando a efecto el rescate de los secuestrados y la captura de los secuestradores.

El resultado brinca hoy, cuando la francesa avecindada en “chirona” cumple siete años de encierro de los sesenta a que fue sentenciada. Ella se declara inocente y solicita un amparo.

Yo no sé si es culpable o inocente como dice ser pero, de que la acción judicial fue corrompida al obligarse a los criminales a representar todo un sainete al más puro estilo de Juan Orol pretendiendo hacer creer al público de la televisión que los operativos policíacos exhibidos fueron reales, no existe duda alguna y nadie puede negar que esa estúpida manipulación con todas sus implicaciones dejó endeble y corrompida la base de la averiguación previa y del proceso judicial.

Si la Suprema Corte decide otorgar la libertad a Florence, estará, a juicio de algunos en lo justo, tomando en cuenta lo viciado del procedimiento.

Si Florence es culpable merece, sin discusión, los sesenta años de prisión a que fue sentenciada, pero la ley es la ley y Calderón, Genaro y Televisa tendrán que “cargar con el muerto” y con la maldición de las víctimas secuestradas, mutiladas o asesinadas sólo por “hacerle al cuento” (en caso de que sea favorecida Florence Cassez).

La inmundicia en la aplicación de la “justicia” en México goza de fama mundial y debe ser el motivo por el cual Sarkozy que no tiene un pelo de tonto, abogó por su paisana hasta el grado de ocasionar un problema diplomático con el gobierno de Felipe Calderón y la suspensión de una exposición mexicana en la ciudad de París.

Si la SCJN dicta una resolución en favor de Florence parará de manos a los productores de telenovelas y entonces Calderón podría zafarse aplicándole el Art. 33 a la Cassez y dejándola en manos de Sarkozy emulando a Pilatos.

Este proceder (aunque no deseable) suavizará las relaciones con la hermosa Francia.

Para los culpables de corromper el juicio penal quedará el desprestigio, el desprecio del pueblo y el juicio de la historia.

Dzunum

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cualquie contenido agresivo sera removido de tu blog Resiste.