La izquierda en el zócalo de México, D.F.
                                                2006

Josefina Diferente (?)
     Abril 2012

 
¡Josefina diferente! lema de Vázquez Mota en su campaña política en pos de la presidencia de la República Mexicana: ¿Diferente de quién? ¿De ella misma? ¡Ni eso!

Josefina Vázquez Mota, para bien, no ha evolucionado. Sigue siendo la dama embustera, taimada y ladina que al ver la más numerosa manifestación que registra la historia de eventos políticos en el zócalo de la ciudad de México, donde se congregó una manifestación de las fuerzas de izquierda que sobrepasó el millón de integrantes, entrevistada en el “canal de la estrellas” dijo (en aquel tiempo) que no llegaban ni a ochenta mil. Ahora habla de tres millones de chozas en las que se regó mezcla en el piso para endurecer la tierra, mientras su jefe Calderón, más modesto o menos mentiroso, se refirió a los “dichosos pisos” pero en número mucho menor de tres millones. ¡Qué clase de trabajo de desarrollo social! Si contamos cinco personas por vivienda con piso de tierra, imagínese a quince millones viviendo en esos jacales, pero eso sí, con su piso de mezcla. Ahora tendrán que trapear los líquidos que el piso de tierra filtraba.

De seguro habrá otros diez millones de esas barracas esperando a Josefina con su mezcla y su “cuchara” (multiplicados por cinco, nos da otros cincuenta millones de miserables con piso de tierra).

¿Ese “gran mérito” de regar mezcla en pisos de tierra le parece a usted beneficio para la miseria? ¿Había oído alguna vez presumir de algo tan mezquino? Esa mezcla debió servir para techos y paredes, no para pisos de tierra que es lo último que se tiende en la construcción de una vivienda. Ellos requieren techo, no piso. Esa fue su brillante tarea en seis años de secretaria de desarrollo social, regar mezcla en vez de construir casas dignas. Con todo respeto señora Vázquez Mota, ¡Qué porquería de trabajo! ¡Y todavía mentir cuadruplicando el número de “beneficiados” para presumir durante su campaña política!

Taimada, soportó durante más de dos años que estuvo (virtualmente) a cargo de la SEP, el pie de la delincuente Gordillo sobre su cuello, en lugar de enfrentarla y hacerse respetar. Ahora dice que gracias a que estuvo en Educación Pública, ocho millones de niños, (¿De dónde los habrá sacado?) “ahora sí van a educarse bien, gracias a que (ella) evaluó y seleccionó a sus mentores” Eso dice en su propaganda televisiva y radiofónica a pesar de que todos sabemos que Elba Ester no la dejó ni repasar con ellos (los maestros) “las tablas”.

“Ladina” y “burlona”, ha creado escuela con estos nada edificantes atributos, al grado de criticar en su tesis profesional a la máxima casa de estudios, UNAM, expresando lo siguiente: "la función de la UNAM era educar, pero poco a poco fue convirtiéndose en una institución política; en un monstruo que albergó a medio millón de estudiantes que lamentablemente no tienen ningún interés en su preparación profesional"

Casi “veinte años después” las “huestes” de jóvenes de Vázquez Mota (que de seguro no llegarán nunca a ser hombres y mujeres, ya no digamos de bien) se dieron a la tarea de colocarle a la estatua ecuestre del generalísimo José Ma. Morelos y Pavón en la capital michoacana una manta a modo de falda (por aquello de la falda “con muchos pantalones” de que habla Chepina) en la que estamparon la frase “Josefina diferente”. De más está mencionar que la azul aspirante pretende hacernos creer que sería “diferente” en la forma de gobernar de los bárbaros que hemos tenido que soportar los dos últimos sexenios.

Josefina miente por adicción. Su ídolo es Felipe Calderón y no se lo puede quitar de la cabeza las 24 horas del día. Si deveras fuera “Josefina diferente” yo votaría con gusto por ella, pero, la verdad “no da una” y cuando esté políticamente madura, de seguro estará escasa de facultades físicas. Estrenó su campaña en el estadio azul que casi se vació cuando hizo acto de presencia. Estuvieron dos horas esperando a Josefa y devengaron con creces el “lunch” y las cachuchas. Se desperdició el dinero gastado en los acarreados y se echó a perder la campaña (en su inicio).

Vázquez Mota fue reina entre los concursantes de su partido a la candidatura por la presidencia, porque “en tierra de ciegos el tuerto es rey o reina” y cualquier ciudadano con un mínimo de sensatez sabe muy bien que Josefina nunca llegará a presidenta y menos con la ayuda de sus jóvenes ¿prosélitos? o ¿proselitistas? que se divierten poniendo faldas a las estatuas de los héroes de la Patria. Con tal infame proceder de esos imbéciles seguidores, triunfan el desprestigio y la deshonra, no la preferencia electoral, lo que es una lástima ya que una mujer gobernando el país no sería una mala idea.

Cuando menos puede consolar a Josefina el hecho de que lo haría menos mal que la Paredes Rangel, pero mejor ni pensarlo… ¡Dios nos guarde de las dos!

Dzunum

2 comentarios:

RHCastro dijo...

Pisos... Cosa rara... A mi vecina le pusieron uno super grande en un cuarto que construyo en dos horas antes de que llegaran los tira mezcla. Hace unos dias por logica el techo volo sobre mi casa y me quebro algunos vidrios. Ahora habra que construirle un cuarto, aun cuando ya tenia como cuatro, pero asi es la gente... Entre mas tiene mas quiere(Sin importar robar oportunidades a los que verdaderamente necesitan) y aqui tenemos al gobierno tirando el dinero de nuestros impuestos en cualquier tonteria para tratarle el ojo al macho.

RHCastro dijo...

*Taparle./error de tecla.

Publicar un comentario

Cualquie contenido agresivo sera removido de tu blog Resiste.